Preguntas Frecuentes

Tabla de contenidos

1. ¿Qué incluye el Pago inicial del Servicio?

El PTI es el documento que realizará su trabajadora social de referencia donde resumirá la situación social y sanitaria de la persona en situación de dependencia, los servicios concretos necesarios que debe realizar el cuidador/a y los requisitos concretos del/la cuidador/a. El PTI es fundamental para asegurar la calidad del servicio y poder mejorar la vida de la persona con dependencia. Este es un trabajo muy importante y en muy pocas empresas del sector se realiza de manera perfecta. En Qida dedicamos mucho esfuerzo en este trabajo. 

Usted realizará entrevistas a uno o más candidatos/as (según sus preferencias). La trabajadora social de referencia le ayudará a organizar las entrevistas y le guiará en todo momento.

Por defecto haremos un contrato indefinido ya que entendemos que se trata de un servicio de larga duración. No obstante, es posible hacer un contrato temporal ( p.ej. tres meses en verano, acompañamiento en el hospital, ).

 

2. ¿Cuándo se paga este pago inicial?

Como parte de nuestra cultura en QIDA, no exigimos el pago inicial hasta que usted haya seleccionado un perfil adecuado a sus necesidades. Es decir, no pedimos paga y señal o hacer algún pago para empezar a trabajar.
No obstante, una vez aceptado este presupuesto, en caso de paralizar el proceso de búsqueda por causas ajenas a QIDA (p.ej. búsqueda de un/a cuidador/a por otra fuente, cambio de necesidades, ingreso en residencia u otros motivos ajenos a QIDA), entendemos justo solicitar el importe único de selección por los trabajos realizados por nuestro equipo social en la comprensión de su caso en concreto y selección del perfil adecuado.

3. ¿Quién contrata?

El contrato laboral se llevará a cabo dentro del Regimen Especial de empleados del hogar, por lo tanto el empleador y responsable de la relación laboral es la familia.

Qida realizará todos los trámites en Seguridad Social a nombre del empleador

Importancia de elegir el empleador.

Según el art. 49 del Estatuto de los Trabajadores, si la causa de extinción del contrato es el fallecimiento del empleador, el trabajador tendrá derecho al abono de una indemnización equivalente a un mes de salario.

Por este motivo en caso de que el servicio esté destinado a un final de vida recomendamos que el empleador no sea el usuario del servicio y sea un familiar.

4. ¿Qué tipo de contrato se realiza?

Dentro del Régimen del Hogar existen dos opciones de contrato.  Por defecto haremos un contrato indefinido ya que entendemos que se trata de un servicio de larga duración, excepto que el cliente nos comunique lo contrario.  

Durante los dos meses del periodo de prueba se puede finalizar el contrato en cualquier momento sin tener que pagar ninguna indemnización. 
Una vez superado el periodo de prueba si el empleador (familia) finaliza el contrato de trabajo y tendrá que:
  • Conceder un preaviso al cuidador de 7 días (20 si la antigüedad del contrato es superior al año). El empleador podrá sustituir el preaviso por una indemnización equivalente a esos días de salario.
  • Una indemnización de doce días por año trabajado (con el límite de seis mensualidades).

La duración de este tipo de contratos podrá ser determinada (p.ej. dos meses) o no (p.ej. acompañamiento en hospital).

El periodo de prueba en este tipo de contrato será proporcional a la duración del mismo.

Una vez superado el periodo de prueba al finalizar la relación laboral el empleador (familia) tendrá que pagar al cuidador una indemnización de doce días por año trabajado (con el límite de seis mensualidades).

5. ¿Qué incluye el pago mensual?

El pago del sueldo del cuidador/a se realizará directamente por parte del cliente (empleador). El cliente, entre el día 20 y 25 de cada mes, recibirá la nómina para poder proceder al pago de la misma. Las dos pagas extras, vacaciones y Navidad están prorrateadas y por tanto, ya incluidas en el importe de la nómina mensual.

El pago de la Seguridad Social estará domiciliado en la cuenta del empleador. La Seguridad Social cargará el importe a mes vencido y el último día laborable del mes.

  • Seguimiento social, experto, personalizado y continuado de sus necesidades, llevado a cabo por un/a trabajador/a social experto/a.
  • Elaboración y envío de nóminas mensuales
  • Asesoría laboral continuada (gestiones de vacaciones y posibles bajas)
  • Servicios de sustitución ilimitados
  • Acceso a productos y servicios de calidad con condiciones preferentes (p.ej. ortopedia, fisioterapia, logopedia, telemonitorización).

6. ¿Qué vacaciones tiene el cuidador/a?

El/la cuidador/a del servicio tiene derecho a 30 días naturales de vacaciones por año.
El cuidador tendrá derecho a disfrutar los días festivos del calendario.

Durante vacaciones del / de la cuidador / a:

  • Si se escogen unos días de vacaciones que la familia puede cubrir, no hay ningún coste adicional.
  • Si la familia lo prefiere, nosotros buscamos un/a sustituto/a por los días concretos de vacaciones sin coste de selección adicional.
    • La familia tendrá que pagar el salario de la persona sustituta y la cuota de SS, el salario será la parte equivalente de la persona a sustituir.

7. ¿Qué pasa en caso de baja?

Desde Qida facilitaremos un nuevo perfil de calidad para cubrir sus necesidades en la mayor brevedad posible y sin coste de selección (condiciones específicas al contrato de servicio).

Si la baja se debe a accidente laboral, la prestación del cuidador la pagará el INSS o la mutua asociada. La familia sólo pagará la Seguridad Social del empleador mientras dure la baja. 

Si la baja se debe a enfermedad común o accidente no laboral, la familia sólo deberá cubrir el 60% de la base diaria de cotización durante los días 4º a 8º, ambos incluidos; así como la Seguridad Social del empleador mientras dure la baja.

8. ¿Qué consecuencias puede "tener” un/a cuidador/a sin contrato?

Qida solo trabaja dentro del marco legal. Las familias tienen que contratar debidamente los/las cuidadores/as, facilita todos los trámites necesarios.

Las familias son las responsables de realizar los contratos con sus cuidadores/as. En el caso de no hacerlo, las familias se exponen a unas sanciones importantes que pueden ir de 10.000€ a 30.000€. También hay que tener en cuenta el riesgo de accidente doméstico del trabajador/a y las posteriores denuncias.

En el supuesto de que se encuentren en esta situación, Qida puede ayudarlos a gestionar toda la parte contractual.