Cómo evitar la sobrecarga o burnout de los cuidadores

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Debemos ser conscientes que cuidar una persona con dependencia es una tarea difícil, muy compleja y cansada. Todas las profesiones que se basan en cuidar a otras personas tienen un elevado riesgo de que quien realiza la actividad profesional sufra una sobrecarga de trabajo o burnout, hay que estar preparados para una actividad tan compleja como esta. Hay que tomar medidas para evitar que la situación nos supere física y psíquicamente.

En el momento en que realizamos nuestra labor con desgana, nuestro trato con la persona dependiente es frío, no ponemos el 100% de nuestra energía en cuidar a esta persona y pensamos en irnos a casa los más pronto posible a casa, estamos superados por nuestra labor, debemos tomar conciencia de esta situación y poner remedio.

Medidas para prevenir la sobrecarga o burnout en los cuidadores

Hay ciertas medidas que nos pueden ayudar a prevenir que nuestra labor nos supere, a continuación las detallamos:

  • Fomenta la autonomía: anima a la persona con dependencia a realizar el mayor nombre posible de acciones dentro de su alcance, vale la pena ser paciente y esperar a que las realice ella misma que hacerlo tú para ganar tiempo. Mantén una actitud positiva y que le anime en todo momento.
  • Tú primero: no podemos cuidar de otra persona sin estar bien con nosotros mismos, no te olvides de ti y cuídate tanto como a la otra persona.
  • Tus momentos: no quieras ocupar todo tu tiempo en la labor de cuidar a otras personas, durante un tiempo lo podrás hacer sin problema, pero a la larga tu personalidad reclamará su momento. Conserva tiempo para hacer aquello que te gusta y te carga de energía, energía que luego transmitirás a la persona a quien estés cuidando.
  • Identifica las señales: ya hemos mencionado los signos que pueden ayudar a identificar que se acerca una sobrecarga, no intentes seguir como si nada y pretendas hacer ver que no te pasa nada, no solo lo vas a pagar tú, también la persona a tu cargo. Afronta la situación y ponle remedio cuando detectes los primeros signos.

Evitar las sobrecarga o el burnout es otra de las funciones que debe saber realizar quien es profesional a la hora de cuidar de otras personas, pues es un riesgo que forma parte de esta actividad y es de buen profesional identificarlo y afrontarlo con tal de que influya el mínimo posible en la actividad profesional.

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Necesitas más información de nuestros servicios? Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo