Cómo cuidar a personas con demencia senil

En QIDA muchos de nuestros cuidadores tienen la responsabilidad de trabajar y cuidar a personas con demencia senil, por ello hemos considerado importante brindar información acerca de esta enfermedad. Actualmente la demencia senil afecta a más de 50 millones de personas alrededor del mundo. 

En ocasiones, al estar al cuidado de una persona con demencia senil se pueden dar situaciones de frustración y desconocimiento en la utilización de herramientas. Pueden surgir momentos difíciles o complicados tanto para el cuidador como para la persona cuidada. 

Se recomienda al cuidador mantener una actitud de apertura y paciencia ante la persona que está pasando por un posible episodio de confusión o desorientación, entendido como parte del diagnóstico. 

¿Qué es la demencia senil?

Según la organización mundial de la salud la demencia se puede definir como un “síndrome – generalmente de naturaleza crónica o progresiva – caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento), más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal. La demencia afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. 

La conciencia de la persona no se ve afectada. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado, y en ocasiones es precedido por el deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación.”

Consejos prácticos para tratar un caso de Demencia Senil

  • Llevar el control y supervisión de la medicación y tareas de responsabilidad mayor.
  • Intentar mantener la autonomía del usuario en tareas básicas del día a día. Es de vital importancia conseguir encontrar el equilibrio entre la independencia del anciano y su seguridad.
  • Incentivar ejercicios para estimular el desarrollo cognitivo, mejorando la memoria, la atención y el lenguaje. Se recomienda realizar adivinanzas verbales, juegos de mesa, actividades físicas y mantenimiento de la vida social. 

Síntomas de la Demencia Senil:

Impacto en la persona y en su entorno

La demencia no solo impacta a la persona que la padece sino también se suele ver involucrado el sistema familiar completo. 

  • Limitación en la autonomía de las tareas básicas de la vida diaria.
  • Disminución en la capacidad de identificar y comunicar emociones
  • Disminución o pérdida de la memoria
  • Pérdida de habilidades sociales y cambios de personalidad, lo cual lleva a comportamientos inapropiados en público y, a veces, agresivos.
  • Disminución en la capacidad del juicio.

Impacto al cuidador

¿Estás cuidando o quieres cuidar a una persona con Demencia Senil?

Desde QIDA tenemos disponible nuestra comunidad de Qiders. En ella, buscamos la responsabilidad emocional y física que supone estar al frente de un cuidado de una persona con demencia. Si en estos momentos estás cuidando a una persona con demencia senil o estás buscando trabajo para cuidar de personas con demencia senil, Qida te va a acompañar, ayudar y guiar en desde el primer día. 

 

Para contener y acompañar a nuestros Qiders, desde QIDA, generamos espacios para potenciar las redes entre los cuidadores estimulando la construcción de una Comunidad y un sentido de pertenencia. El no sentirse solo y contar con lazos de apoyo es un elemento imprescindible para la prevención.

Si estás buscando trabajo, empieza con nosotros esta misma semana pulsando este enlace: Empezar como cuidador/a QIDA

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email