Cómo afectan las vacaciones y el calor a las personas mayores

Cómo afectan las vacaciones y el calor a las personas mayores

Las vacaciones de verano son un período complicado para las personas mayores, sobre todo, para las personas con problemas de movilidad y dependencia.

Por un lado, en verano, las personas mayores se ven más afectadas por los cambios de temperatura. Por otro lado, y sobre todo en aquellos casos en los que hay demencia, un cambio de entorno y de rutinas, puede hacer aumentar la desorientación.

¿Qué problemas pueden surgir en verano entre las personas mayores?

Como comentábamos, y es un problema que nos afecta a todos, pero más concretamente a la población mayor, la deshidratación es uno de los principales problemas en verano entre los mayores.

Al envejecer, la proporción de agua en el organismo va disminuyendo, por lo que las personas mayores presentan una deficiencia alta en los niveles de agua.

Además, el aumento de temperaturas, la humedad y la actividad física, entre otros factores, hacen que aumente el riesgo de deshidratación.

Por ello, es importante estimularlos a beber agua durante el día (evitar bebidas con alcohol, cafeína y azúcar). Si existe dificultad para tragar (disfagia) se puede hidratar con gelatinas o añadir espesantes al agua.

Por otro lado, durante el período de vacaciones, hay más cambios de lo habitual (vacaciones fuera del domicilio, gente nueva, rutinas trastocadas,…) y puede aparecer problemas de desorientación.

Los cambios de entorno (en el domicilio de los hijos, por ejemplo) suelen hacer aumentar las desorientación entre los más mayores, sobre todo en los casos con demencia.

Te recomendamos mantener las rutinas de siempre entre las personas mayores también en verano

Es importante intentar no modificar sus rutinas para poder mantener su autonomía e independencia, siempre en función de su estado de salud.

Otras recomendaciones que hacemos de cara a las personas mayores, sobre todo ahora que estamos en plena ola de calor, son:

  • Seguir una alimentación saludable y comer suficiente: ingerir frutas y verduras y evitar comidas abundantes
  • Evitar exposición directa al sol, sobre todo en las horas de más calor (de 12:00 a 17:00)
  • Intentar no salir a la calle en las horas de más calor, si es posible
  • Cuando se sale a la calle, hacerlo con ropa fresca, gafas de sol y sombrero o gorro
  • Tener a mano números de contacto importantes, para llamar si es necesario (teléfonos de familiares o otros contactos de urgencias)

ola de calor personas mayores

 

¿Cómo cuidar de las personas mayores dependientes en verano?

Desde Qida queremos ofrecerte tranquilidad, ofreciendo acompañamiento u otros servicios durante los meses de verano.
Algunas de las opciones que podemos ofrecer son:

  • Si durante el año puedes estar cerca de tu familiar y dar soporte en su día a día pero en verano te resulta imposible, ofrecemos la posibilidad de encontrar a un/a profesional que haga acompañamiento a domicilio durante los meses de verano.
  • Podemos ayudarte también con servicios adicionales durante el tiempo que creáis oportuno (por ejemplo: teleasistencia, ayuda con las tareas del hogar, etc.)

¿Ya has probado los servicios de atención domiciliaria y tienes dudas con la llegada del verano?

  • Podemos ayudarte a gestionar las vacaciones con el cuidador o cuidadora.
  • Si durante los días en que la persona que tienes contratada está de vacaciones necesitas ayuda, damos la opción dentro del contrato, de contratar a una persona adicional durante las vacaciones.

En definitiva, queremos que nuestros seres queridos estén siempre cuidados y acompañados, por lo que ponemos todo nuestro esfuerzo en intentar ayudar a las familias ante cualquier necesidad que pueda surgir durante el verano aportando tranquilidad.

¿Tienes alguna duda o quieres que te asesoremos? Te ayudamos sin problema. Puedes llamarnos al 91 903 55 55 o escribirnos a hola@qida.es.

QIDA

QIDA, Atención Domiciliaria