¿Necesita cuidadora de personas mayores? Busque el cuidador ideal

¿Necesita una cuidadora de personas mayores?

Cuando en una familia una persona incrementa su estado de dependencia y comienza a perder su autonomía se acerca la toma de una decisión compleja. La aceptación del estado de dependencia de un ser querido es una situación que genera emociones, dudas y preguntas. El momento de tomar una decisión acerca de cómo enfrentar el cambio que se genera en la dinámica familiar es clave y por ello en este artículo profundizaremos acerca de qué elementos es fundamental tener en cuenta al momento de encontrarse ante la necesidad de contratar a un cuidador o cuidadora a domicilio.

Atención y cuidado de personas mayores dependientes

Muchas familias deciden cuidar por sí mismas al familiar que requiere de soporte por su grado de dependencia. Estar al cuidado de una persona en la tercera edad puede ser muy gratificante pero al mismo tiempo es un rol que puede resultar agotador. Una alternativa al hogar familiar son las Residencias, que consisten en centros donde las personas mayores residen temporalmente o permanentemente debido a su nivel de dependencia que requiere de una atención y cuidado integral. En muchas ocasiones la decisión de trasladar a la persona que requiere de cuidados a una Residencia, es difícil para la familia debido al malestar que genera en la persona mayor dejar su hogar. A raíz de este contexto, y en respuesta a la necesidad de no sólo cubrir las necesidades físicas de la persona a cuidar, sino también las psíquicas y sociales, surgen las empresas y servicios de atención domiciliaria o ayuda a domicilio. Tienen como finalidad elegir a un cuidador capacitado para dar apoyo y hacer un seguimiento del adulto mayor dependiente y de su familia potenciando su autonomía y la calidad de vida.

Los cuidadores cumplen un rol clave, sino el más importante, en la gran responsabilidad de ofrecer a la persona con dependencia bienestar integral, comprendiendo las necesidades y asegurando la mejor calidad de vida desde la atención domiciliaria.

Busque la cuidadora o cuidador ideal - Qué tener en cuenta a la hora de contratar

Antes de compartir consejos es importante aclarar que no hay características generales para hablar de un cuidador ideal. Es fundamental que tengamos en cuenta cuál es la situación particular de la familia y la persona a cuidar para seleccionar al cuidador ideal para ese usuario, porqué no será el mismo para otro. Es por ello que hay que partir de un análisis integral de las necesidades y características de la persona a cuidar antes de buscar un cuidador domiciliario. Ese entendimiento nos dará bases sólidas para iniciar un proceso de selección exitoso y satisfactorio en el tiempo.

Sin embargo es posible identificar ciertos elementos que hacen de un cuidador un buen cuidador:

  • Valores y principios: algunos de los factores que más influyen en el buen desempeño de un cuidador son justamente características intrínsecas y actitudinales de la persona, tales como compromiso, respeto, dedicación, profesionalismo y comunicación.

  • Experiencia: por otro lado, y no menos importante, se identifica la experiencia como factor clave. Las vivencias y aprendizajes de su desempeño como cuidador le ofrecen herramientas y recursos para un óptimo rendimiento. Será fundamental comprobar el desempeño mediante referencias laborales.

  • Formación: además un criterio que influye es la realización de cursos y/o formaciones especializadas en el ámbito para incrementar el nivel de conocimientos del cuidador en su rol profesional.

Sistema integral de atención domiciliaria: seguimiento.

El cuidado de una persona mayor con dependencia no depende únicamente del cuidador responsable de la atención domiciliaria. Involucra una atención integral y una contención por parte de un sistema integral. Para que el cuidador tenga un óptimo desempeño requiere de un seguimiento y acompañamiento a lo largo del cuidado, de un equipo para acceder a una interconsulta profesional y que apoye su desarrollo integral / formación.

Es por ello que desde Qida priorizamos:

  • El entendimiento inicial e integral de la situación de partida del cuidado: valoración de las necesidades de la persona.

  • Un proceso de selección profundo y consistente, para encontrar la persona adecuada.

  • Seguimiento continuado, proactivo e integrado con el sistema sanitario y social.

Si alguno de esos elementos clave no se encuentra presente, el resto de los eslabones de ve afectado. No dependerá únicamente de buscar un cuidador ideal para personas mayores, si no de contar con un sistema consolidado para conseguir la atención domiciliaria de más calidad.

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email