Cuidados después del alta hospitalaria o alta médica

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Cuando nos dicen que nosotros, nuestro ser querido o la persona que cuidamos es dada de alta  hospitalaria es un motivo de alegría. En este momento, solemos sentirnos solos y con dudas sobre qué debemos hacer. 

El cuidado a la persona no debe terminar en el momento del alta, sino que este se debe trasladar al domicilio de la persona. Es posible que la persona mayor necesite un apoyo adicional para acompañarla o ayudarla a recuperarse después de la estancia en el hospital. 

Preparación para el alta médica y alta hospitalaria

La persona recibirá un plan de alta médica hospitalaria personalizado antes de salir del hospital. Este será elaborado por un equipo de profesionales sanitarios y sociales que tendrán en cuenta sus condiciones de salud/sociales actuales y necesidades de cuidados en el domicilio. Lo ideal sería que le proporcionen este plan con días previos antes del alta hospitalaria para poder planificar y garantizar que las necesidades de atención en casa están cubiertas. 

Lista de verificación después del alta hospitalaria

Las personas que no tienen atención adecuada en la transición del hospital a domicilio suelen tener reingresos tempranos. Para evitarlo le proporcionamos una lista de verificación con algunas preguntas claves que le sugerimos hacer a los profesionales del hospital para guiar la planificación del alta del paciente:  

  • Estado de salud y social actual: comprenda todo sobre la situación actual, signos de alarma, la capacidad actual para hacer frente a las actividades de la vida diaria, si se debe proporcionar algún cuidado o tratamiento especial en el domicilio.
  • ¿Hay cambios en el plan de medicación? Asegúrese de comprender adecuadamente el nuevo plan de medicación, el horario, la dosis de administración y los efectos secundarios de los nuevos medicamentos  antes de irse a casa. Asegúrese de tener la medicación en el hogar antes de la vuelta a domicilio. 
  • ¿Qué opciones de transporte existen para la vuelta? Cree un plan sobre cómo y quién va a llevar a la persona de regreso a casa. ¿Será usted, otro miembro de la familia, amigo o cuidador/a? 
  • ¿Es el domicilio un lugar seguro y está adaptado para el cuidado? A veces es necesario adaptar o modificar el hogar para que sea más fácil y seguro para la persona realizar sus actividades diarias y su movilización, o para facilitar el cuidado. Dependiendo de la situación actual, las modificaciones en el hogar varían, pero las más comunes son: instalación de barras de agarre en baños e inodoros, retirar alfombras, eliminación del desorden, dispositivos de tecnología de asistencia, Etc. 
  • ¿Necesita algún producto de apoyo para la autonomía personal? Existen productos de apoyo que pueden ayudar a las personas mayores a realizar sus tareas diarias de forma autónoma o con ayuda de un cuidador/a de forma fácil, cómoda y segura
  • Citas de seguimiento: hable con los profesionales sobre los próximos pasos sobre la asistencia. Pregunte si es necesario una cita, cuando, donde y con quien.
  • ¿A quién debo consultar si surgen problemas o inquietudes después de una alta del hospital? Conozca con quién y en qué horarios debe contactar para obtener ayuda una vez regrese a casa. 

¿Te estás preparando para el alta hospitalaria de un paciente?

Póngase en contacto con su Referente social de Qida para realizar una planificación sólida, garantizar la adaptación del domicilio y el apoyo del cuidador/a en la vuelta al domicilio. 

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Necesitas más información de nuestros servicios? Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo