Consejos de nutrición para personas mayores con Pepeta Vilaró

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Webinar de QIDA: Alimentación para personas mayores o dependientes

En una nueva sesión de Webinars de Qida, hablamos con Mireia Vilamala, dietista experta que trabaja para una de nuestras empresas colaboradores en alimentación para persones mayores y/o en situación de dependencia o cronicidad: Pepeta Vilaró

En esta sesión, se repasa la definición de qué es una alimentación saludable, los principales nutrientes que la componen y se dan recomendaciones de distintos tipos de dieta en función de las necesidades de cada persona.

En qué consiste una alimentación saludable

Según la OMS y otros organismos expertos, una alimentación saludable es aquella que nos ayuda a protegernos de la malnutrición y nos ayuda a prevenir algunas enfermedades. Algunas de las características de una dieta que lleva a una alimentación saludable, son:

  1. La dieta equilibrada debe ser agradable: sensorialmente debe ser satisfactoria. Debemos hacer que la alimentación sea percibida como una fuente de placer.
  2. Debe ser suficiente en términos de energía y nutrientes.
  3. Es importante que sea equilibrada en el soporte justo de los distintos nutrientes.
  4. También debe ser completa y variada. La dieta debe aportar distintos nutrientes para el correcto funcionamiento de nuestro organismo
  5. Segura
  6. Adecuada y adaptada a cada persona. Debemos tener en cuenta el entorno y las características sociales de manera individual.

Dieta mediterránea como ejemplo de dieta sana y equilibrada

Entre el amplio abanico de dietas, la dieta mediterránea es un claro ejemplo de dieta sana. Se habla de ella en diversos estudios como ejemplo de dieta saludable.

Una de las principales características de esta dieta, es que cuenta con la presencia de:

  1. Alimentos de origen vegetal y frescos
  2. Alimentos de estacionalidad (de temporada)
  3. 5 raciones de fruta y verdura (3 de fruta y 2 de verdura)
  4. Consumo a diario de cereales durante el día
  5. Prioriza el consumo de aceites vegetales
  6. Prioriza las carnes magras, pescado y huevos
  7. Reduce el consumo de azúcar
  8. Reduce el consumo de sal
  9. Prioriza el agua como bebida principal

Nutrientes principales para una alimentación saludable:

Un nutriente es un compuesto químico que encontramos en el alimento y es la parte que aporta a nuestro cuerpo lo necesario para vivir.

Dentro de los nutrientes, encontramos macronutrientes y micronutrientes:

  • Macronutrientes: son los nutrientes más importantes. Aportan energía. Son macronutrientes:
    • Hidratos de carbono
    • Grasa
    • Proteínas
  • Micronutrientes: nuestro cuerpo también los necesita para vivir, pero en menores cantidades que los macronutrientes. Son micronutrientes:
    • Vitaminas
    • Minerales

Además, también hay dos factores que no son nutrientes, pero consideramos que son muy importantes para nuestro organismo:

  • Fibra
  • Agua

Para las personas mayores / dependientes es importante individualizar las recomendaciones a cada persona en particular.

Las necesidades energéticas se pueden ver disminuidas por las características propias de la edad. Eso quiere decir que debemos adaptar el aporte energético a cada caso.

Si entramos al detalle de cada nutriente, vemos que:

Los hidratos de carbono deben suponer entre el 45 y el 55% del aporte energético.

Este nutriente se divide en:

  1. Hidratos de carbono complejos: deben estar más presentes. Ejemplos: cereales, arroz, pasta, pan, patata.
  2. Hidratos de carbono simples: llevan azúcar, por lo que no deben ser los principales. Propician determinadas enfermedades. Ejemplos: azúcar de mesa, miel, mermelada, zumos envasados, bollería, etc.

Las grasas deben suponer aproximadamente el 30% del aporte.

Distinguimos entre dos tipos de grasas:

  1. Grasas insaturadas (o grasas “buenas”): es importante su presencia en la dieta. Los productos de origen vegetal (aceites vegetales, frutos secos, semillas, aguacate y pescado azul) son una fuente de grasas saludables
  2. Grasas insaturadas (o grasas “malas”): se suele tratar de alimentos de origen animal (lácteos enteros, embutidos, pastelería, mantecas, aceite de coco) u otros alimentos procesados

Las proteínas suelen suponer entre el 15 y el 20% del valor energético de la dieta

En el caso de las proteínas, entre la población más envejecida debe ser un poco superior a lo normal.

Las proteínas de alto valor biológico vienen dadas por el consumo de alimentos de origen animal como la clara de huevo o los lácteos

De los micronutrientes (vitaminas y minerales) es importante mencionar que por la edad son bajos de lo normal.

En cuanto al aporte de fibra y líquidos, se destaca:

  • La fibra es importante para garantizar una correcta movilidad intestinal, regular la distimia y otros beneficios. La encontramos en alimentos de origen vegetal: frutas y verduras, legumbres, cereales, frutos secos.

Es importante que a lo largo de día la dieta sea variada para llegar a todas las recomendaciones

  • En cuanto a los líquidos es importante destacar que con la edad aumenta el riesgo a la deshidratación y es común que disminuya la sensación de sed. Es importante mantener una buena hidratación a través del agua o derivados (sopa, zumos naturales,…)

Recomendaciones dietéticas para enfermedades entre personas mayores

Entre la población mayor, encontramos distintas enfermedades recurrentes que requieren recomendaciones dietéticas específicas. Destacamos entre algunas de ellas, las principales necesidades:

Recomendaciones dietéticas para personas con Diabetes:

Lo más importante para personas con diabetes, es que la dieta de base sea saludable y equilibrada. Es necesario distribuir los hidratos en las distintas comidas dela siguiente manera:

  1. Fraccionar la dieta en distintas tomas. Repartir la toma del hidrato en desayuno, merienda, cena, etc.
  2. Mantener un horario regular en las comidas y evitar picar entre horas
  3. Evitar hidratos de carbono simples. Priorizar consumo de los complejos.
  4. Priorizar grasas saludables y evitar alimentos procesados
  5. Controlar bien el peso de la persona

Dieta específica rica en fibra: recomendaciones para episodios de estreñimiento

Los episodios de estreñimiento son comunes en edades avanzadas por falta de hidratación, falta de dieta equilibrada y otros factores como el estrés.

Para prevenir o tratarlo, se recomienda:

  1. Asegurar una buena ingesta de líquidos (agua, sopa, infusión)
  2. Activación física: en la medida de lo posible evitar sedentarismo
  3. Dieta rica en fibra: incorporar alimentos que son fuentes de fibra. Ejemplos: frutas con piel, verduras crudas o cocinadas, frutos secos, etc.

En resumen, es muy importante adaptar la dieta a cada persona en función de sus necesidades físicas y neurológicas

Entre las personas mayores en estado de dependencia, es necesario hacer las adaptaciones necesarias para mantener una dieta sana y equilibrada para evitar la pérdida de salud.

Para ver más ejemplos de dietas adaptadas a algunas de las necesidades más comunes entre esta población, recomendamos visualizar el vídeo “Consejos de nutrición para personas mayores y/o en situación de dependencia – Webinar Qida

A continuación, la grabación del webinar completo:

YouTube video

¡Gracias por la sesión!

Si te ha resultado interesante esta entrada, te recomendamos seguir aprendiendo de la mano de profesionales del sector con nuestras anteriores sesiones de webinars.

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Necesitas más información de nuestros servicios? Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo