Medicación en las personas mayores: Seguimiento y control

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

A medida que las personas van envejeciendo, el control, cuidarnos y el seguimiento de nuestra salud, son elementos primordiales en su día a día para garantizar una buena salud y gozar de calidad de vida. Muchos son los ancianos que a diario deben tomar un seguido de medicación correctamente, así como no olvidar de tomarse algún tratamiento. Aprenda a realizar un buen seguimiento y control de la medicación en las personas mayores.

Sabemos que es un punto importante y vital en el cuidado de las personas mayores. Para ello, Qida asegura esta parte dando máxima prioridad e importancia al control de la medicación en el colectivo. Los cuidadores y cuidadoras de Qida ayudarán a las personas cuidadas a tomar y recordar la medicación cuando toque. Además, con la formación necesaria por si algún usuario no quiere tomar la medicación, sepan cómo actuar.

Indicaciones a la hora de administrar la medicación en las personas mayores:

  • Sería muy ventajoso que el médico de cabecera prescriba al paciente la medicación en blíster y sea la farmacia la que lo suministre una vez a la semana en este formato, para evitar errores en la manipulación y en la toma de los medicamentos.
  • Respetar las condiciones indicadas de conservación – calor, humedad. 
  • Evite el almacenaje de medicamentos. 
  • No alterar la forma farmacéutica. 
  • Verifique las fechas de vencimiento. 
  • Conservar los medicamentos en su caja o envase original y con su folleto, si lo trae. 
  • No duplicar la dosis cuando te saltas una toma.
  • Tener cuidado con los remedios herbales, pueden interaccionar con la medicación. 
  • Dosificar las formas líquidas con el medidor que viene en la caja. 
  • Revisar la fecha de caducidad de forma regular. 
  • Elija un lugar adecuado para almacenar los medicamentos. 
  • Conservar la receta con las indicaciones dadas por el médico. 
  • Si es necesario, anotar en el envase la dosis diaria. 
  • En caso de consumir varios medicamentos, se recomienda el uso de
    • Dispensadores 
    • Pastilleros: diarios o semanales
    • Para evitar olvidos o confusiones. Esto permite mejor organización
  • En caso de que haya alguna otra persona en su hogar que tome la misma medicación, extreme las precauciones para evitar las confusiones. 
  • No administrar medicamentos que no estén indicados por un médico, es un grave riesgo para la salud. 
  • Consultar al médico las dudas relacionadas con el tratamiento que está siguiendo el usuario.

¿Por qué una persona mayor no quiere tomar su medicación?

Efectos Secundarios en las medicaciones en las personas mayores

Algunos medicamentos provocan efectos secundarios, por ejemplo, insomnio, dolores de barriga (estomacales) o incluso pueden cambiar el estado de ánimo de nuestros seres queridos. Es muy probable que las personas mayores y/o dependientes prefieren no tomar dichas medicinas para no sentir dichos efectos secundarios. 

Confusiones por las medicaciones

A veces no es que la persona mayor no quiera tomarse la medicación, sino que ha olvidado tomarla o bien ya se la ha tomado y no lo recuerda, incluso llegando a casos donde la persona se toma la medicación 2 veces por no recordar que ya la había tomado. Es importante tener control de estos elementos y para ello, usar pastilleros o dispensadores nos van a ayudar mucho a tener control de cuándo y cuando no, la persona se ha tomado la medicación que le tocaba. 

Desconocimiento sobre la medicación que se debe tomar nuestro abuelo o abuela

Es importante, en la medida de lo posible, contarle a la persona que se está tomando la medicación, para que sirve dicha medicación. A veces las personas mayores no entienden por qué se tienen que tomar ciertas pastillas para estar mejor y pueden tener contradicciones a la hora de querer tomarlas. 

Adaptarnos a ellos

Es importante que la medicación se adapte al formato que mejor le convenga a la persona mayor. Es decir, si a una persona le cuesta tragar una pastilla, no le daremos para que tome grandes pastillas por la mañana. Quizás si se las chafamos un poco (siempre que se pueda), le será más fácil tragar la medicación. 

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Necesitas más información de nuestros servicios? Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo