¿Qué es la monitorización remota? | QIDA

Total
0
Shares

La llegada de la tecnología ha supuesto un cambio en todos los aspectos de nuestra vida: consumo, salud, educación, etc. En muchos aspectos ha contribuido a aligerar procesos y a facilitar la vida a las personas. Este es el caso del cuidado de personas dependientes y ancianos, donde la monitorización remota puede protagonizar un papel fundamental.

La soledad, como hemos comentado en más ocasiones, es una de las principales dificultades con las que viven los ancianos, y no digamos las personas dependientes. De acuerdo con la última Encuesta Continua de Hogares, que publicó el Instituto Nacional de Estadística el pasado año, cerca del 10 % de los hogares están compuestos por una persona de 65 años o más que vive sola. Estos datos muestran la importancia cada vez mayor de diseñar sistemas que permitan a las personas que viven solas hacerlo con la tranquilidad de sentirse acompañados en caso de necesidad.

Una de estas soluciones, como hemos comentado al comienzo del articulo, es la monitorización remota, que consiste en la instalación de distintos dispositivos electrónicos en una vivienda o de uno que porta la persona destinataria. Su función consiste en avisar a una central de monitorización a través de una alarma sobre posibles situaciones de necesidad o emergencia en un domicilio.

En los últimos años se han desarrollado diversos productos que se están posicionando como buenos aliados para que un anciano o dependiente pueda vivir solo sin el miedo a sufrir una situación de riesgo y no recibir ayuda.

¿Qué tipos de dispositivos existen?

En la actualidad, un sistema común es la prestación de teleasistencia, un servicio preventivo de asistencia domiciliaria, inmediata y constante. Consiste en la instalación de un dispositivo asociado al teléfono del domicilio y al que el prestador del servicio (público o privado) llama periódicamente para comprobar que está todo bien o los destinatarios utilizan en caso de necesidad o emergencia apretando un botón.

Sin embargo, en los últimos años se han desarrollado diversas soluciones que proporcionan un servicio global y específico en función del grado de dependencia de la persona. Estamos hablando de la monitorización remota avanzada, es decir, un servicio que ofrece una respuesta más amplia y que permite un seguimiento más activo del estado del usuario e incorpora servicios de intervención domiciliaria. Algunos sistemas de monitorización remota son: pulsadores alarma, sistemas de detección de humos, sensores detectores de caídas, sensores para detectar si una persona está en la cama e incluso sensores de puerta o nevera.

Todos los datos apuntan al incremento del número de hogares unipersonales en los próximos 20 años, a lo que hay que añadir un envejecimiento progresivo de la población, por lo que este tipo de soluciones poco a poco dejará de ser un recurso que pueden permitirse algunas personas para pasar a una necesidad básica social.

Para más información sobre la monitorización remota, podéis visitar la web de Qida sin ningún compromisso.

Total
0
Shares
¿Buscas un/a cuidador/a?
  • Profesionales cualificados
  • No pagas hasta que no has seleccionado cuidador/a
  • El Colegio de Médicos de Barcelona confía en Qida
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *