Vivir mejor en casa con demencia o Alzheimer

Si a usted o a un ser querido le han diagnosticado algún tipo de demencia es probable que esté preocupado/a por cómo evolucionará la situación, sin saber bien qué hacer. Si bien es cierto que su vida cambiará, hay muchas cosas que se pueden hacer para llevar de la mejor manera la enfermedad y asegurar que se dispone de lo necesario para este nuevo camino.

Es probable que esté experimentando un conjunto de emociones. Alivio porque el diagnóstico explica los síntomas que ha notado. Ira porque su vida está tomando un rumbo diferente al que había planeado. Miedo sobre cómo esto le afectará a usted y a su familia. Todos estos son sentimientos comunes. Saber que no tiene que enfrentarse a ellos sólo/a y planificar con anticipación la situación puede ayudar a facilitar el camino.

¿Qué es la demencia?

Se conoce como demencia la pérdida de memoria y la disminución de otras habilidades mentales lo suficientemente graves como para interferir en la vida diaria. La demencia en sí misma no es una enfermedad, sino un conjunto de síntomas que afectan a las procesos mentales como el razonamiento y la memoria. Hay muchas causas de demencia. La más común es la enfermedad de Alzheimer, que representa entre el 60 y el 80% de los casos de demencia. A medida que aumentan los síntomas de demencia, la persona que lo padece necesitará más ayuda.

No todas las demencias son iguales. Si bien la enfermedad de Alzheimer representa la mayoría de los casos, otras enfermedades, trastornos y afecciones médicas pueden causar síntomas similares. La demencia puede ser causada por enfermedades como Huntington o Parkinson y por traumatismo craneal o accidente cerebrovascular. A diferencia del Alzheimer, ciertas formas de demencia pueden revertirse, por lo que es importante obtener un diagnóstico y tratamiento médico adecuados

¿Qué es el Alzheimer?

En las primeras etapas de la enfermedad, una persona con Alzheimer puede hacer las mismas preguntas una y otra vez o tener dificultades para realizar tareas que antes realizaban fácilmente (como jugar un juego de cartas o seguir una receta). A medida que avanza la enfermedad, la persona con la enfermedad puede desorientarse y experimentar cambios en el estado de ánimo y el comportamiento con una creciente confusión. Por ejemplo, una persona con Alzheimer podría perderse en su propio vecindario, olvidar pagar la factura del teléfono, confundirse acerca de cómo usar el teléfono o dejar de hacer actividades que alguna vez disfrutaron. Este tipo de cambios son a menudo el primer signo de la enfermedad de Alzheimer. Aunque todavía no existe una cura para el Alzheimer, existe medicación y tratamientos para sus síntomas

Síntomas comunes del Alzheimer

La pérdida de memoria, la dificultad en la función ejecutiva, la planificación o la resolución de problemas, la confusión sobre el tiempo o el lugar, y la dificultad para completar tareas familiares son signos comunes de demencia. Muchas personas suponen que estos síntomas son una parte normal del envejecimiento. Esta percepción errónea puede retrasar el diagnóstico y el tratamiento para retrasar la progresión. Si tiene preguntas o inquietudes sobre su propio comportamiento o el de un ser querido, no espere para obtener más información. Haga una cita para ver a su médico de inmediato para una evaluación.

Qida puede ayudar

En Qida tenemos una amplia experiencia en el cuidado de personas con demencia. Nuestras/os cuidadoras/es cuentan con los conocimientos teóricos de este tipo de patologías a través de la formación interna y cuentan con la experiencia probada en otros servicios de igual problemática. Además, en este tipo de servicios se realiza un especial seguimiento por parte del gestor del caso para observar la evolución y tratar de retardarla mediante trabajos concretos y probados.

Esta información tiene fines educativos y no sustituye el consejo de un profesional médico.