Juegos de memoria para mayores de 75 años | QIDA

Total
3
Shares
Una persona mayor haciendo un puzzle

La vejez es una etapa en la que se dispone de más tiempo y el ritmo de vida fluye de forma más pausada. Esto hace que se pueda prestar mayor atención al cuidado del cuerpo y la mente. No hay que olvidar que el paso del tiempo implica un desgaste físico y neurológico, por lo que todo lo que hagamos para retrasarlo o ralentizarlo nos permitirá disfrutar de un mayor bienestar.

Este equilibrio físico y mental es una de las prioridades para los cuidadores de Qida quienes, gracias a su formación y experiencia, trabajan para que estos dos ámbitos se mantengan siempre en forma.

Existen numerosas actividades que se pueden llevar a cabo en este momento de la vida para que nuestro intelecto se mantenga activo y despierto. Como ya indicamos en nuestro artículo sobre actividades para garantizar una mente activa, mantener la mente ocupada fomenta el equilibrio emocional y disminuye la posibilidad de padecer distimia. Hoy nos centraremos en los juegos. Porque jugar no entiende de edad, sino de actitud.

¿Qué juegos pueden ayudar a estimular la mente?

  • Juegos de mesa como el dominó o las cartas. Promueven las relaciones sociales, la memorización, impulsan la lectura y la escritura y, sobre todo, mejoran el estado de ánimo.
  • Encontrar las diferencias. Ante dos imágenes iguales, hay que identificar las pequeñas diferencias que las distinguen. Con esta actividad se trabaja la concentración, la memoria y, de nuevo, el componente emocional.
  • Puzles. Podríamos decir que es un juego muy completo por su duración y versatilidad. Permiten el juego en solitario y en grupo, requieren de capacidad de retención, visión global e imaginación.
  • Crucigramas. Este es un excelente juego para la memoria; también es de los más populares y se puede jugar en pareja o con amigos y familia.

Según la Organización Mundial de la Salud, «El envejecimiento saludable es un proceso que depende de cada persona mayor, porque su experiencia siempre puede tornarse más positiva o menos positiva.» Precisamente, por este motivo es tan relevante trabajar en dinámicas y actividades que favorezcan una actitud positiva frente a la vida. Al fin y al cabo, se trata de aprovechar al máximo las oportunidades de nuestro entorno para tener un bienestar físico, psíquico y social durante toda la vida, sin olvidar la importancia de permanecer activo social y mentalmente. El presente ofrece a las personas mayores la libertad de llevar una vida que las generaciones anteriores nunca hubieran imaginado.

Total
3
Shares
¿Buscas un/a cuidador/a?
  • Profesionales cualificados
  • No pagas hasta que no has seleccionado cuidador/a
  • El Colegio de Médicos de Barcelona confía en Qida
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *