Caídas en ancianos: riesgos, prevención y cómo actuar | QIDA.

Total
0
Shares
Close-up of grandmother with heart attack trying to catch a stick on the floor

Caídas en ancianos: riesgos, prevención y cómo actuar.

El desplome en personas mayores, coloquialmente conocido como ‘caídas en ancianos’ son causadas a menudo por sintomatología neurocognitiva o física subyacente a las enfermedades neurodegenerativas.

Caídas en ancianos | BBPP Buenas Prácticas.

Para empezar es imprescindible proceder con una metodología preestablecida acordada entre el/la profesional cuidador/a y el/la profesional de referencia basada en BBPP Buenas Prácticas. A continuación explicamos cuáles son los riesgos de caídas en personas mayores, cómo actuar ante las ‘’caídas de ancianos’’, así como de la prevención.

o Riesgo de caídas en personas mayores.

En primer lugar, el riesgo de caídas en ancianos más frecuente es la dificultad en la propiocepción (percepción del cuerpo); habitual en personas con una afectación en el tálamo – comúnmente conocido como ‘’la puerta de la conciencia’’-. Sin embargo, es importante considerar que no necesariamente las padecen las personas mayores sino también personas en situación de vulnerabilidad y/o dependencia de cualquier edad. 

En segundo lugar, tienden a darse por contenciones mecánicas CCMM y/o farmacológicas incluso. Cabe considerar que, existen muchas confusiones entre las contenciones y las sujeciones. Es por esto que es importante comprender la diferencia entre CCMM, sujeciones y contenciones farmacológicas.

Finalmente pueden darse también por deficiencias en las funciones ejecutivas o por apraxia ideomotora, entre otras. Así mismo podría darse también por insuficiencia cardíaca.

o Cómo actuar ante una caída de un anciano.

De entrada las caídas pueden padecerlas personas de cualquier edad en situación de vulnerabilidad y/o dependencia no necesariamente personas mayores. Es por esto que nos referimos a las personas de cualquier edad con una enfermedad neurodegenerativa como bien pueda ser la Enfermedad de Alzheimer ‘pre-senil’, la Esclerosis Lateral Amiotrófica con Degeneración Lobar Frontotemporal, etc.

Prevención de caídas.

Para empezar, es imprescindible conocer la causa de las enfermedades neurodegenerativas para prevenir las caídas. Por ejemplo, sabiendo que en la Enfermedad de Parkinson existe una deficiencia de la segregación de dopamina y por lo tanto una disfunción del sistema propioceptivo.

Debemos preguntar siempre a un profesional de referencia (Técnico/a en Cuidados Auxiliares de Enfermería especializado/a, Trabajador/a Social, Psicólogo/a, Médico/a, Fisioterapeuta, etc.).

o ¿Cómo se expresa conductualmente el riesgo de caída?

La disfunción del sistema propioceptivo se manifiesta con dificultades motrices a nivel manual como por ejemplo en la manipulación de objetos o a nivel directamente corporal con una clara dificultad de flexibilidad corporal – rigidez – o por no poder mantener la cabeza recta y padecer ausencia de reflejos.

o Caídas en ancianos por contenciones.

Las contenciones son una de la causas más frecuentes de las caídas en personas mayores tanto en SAD como en Residencias Geriátricas, Pàmies (2019).

Sandra Márquez, Fisioterapeuta activa y experta en Geriatría comenta <<la primera vez que hice frente, como fisioterapeuta, al reto de disminuir las contenciones en el centro residencial donde yo trabajaba, partíamos de un concepto muy paternalista de cómo “proteger” al residente del riesgo de caídas. Nuestro objetivo era, sin ser conscientes, contrario a su bienestar y autonomía, ya que las contenciones eran nuestra primera y única opción.>>

Tal como dice Márquez (2017) Existen cuatro pilares básicos a tener en cuenta:

  • promoción de actividades preventivas y medidas de seguridad para evitar caídas;
  • utilización de técnicas de modificación de la conducta y de contención verbal en personas inquietas, agitadas o agresivas;
  • formación y sensibilización de los profesionales;
  • por último, trabajo en equipo.

Tratamiento de las caídas.

No existe un tratamiento como tal para tratar las caídas, sino procedimientos de BBPP Buenas Prácticas para tratar las secuelas sobrevenidas por las caídas. Las caídas son a menudo dadas a causa de sintomatología subyacente a una enfermedad neurocognitiva o física, como por ejemplo pueda sufrir una persona con la Enfermedad de Parkinson.

o Evitar las caídas en la Enfermedad de Parkinson.

Principalmente es frecuente la bradicinesía (lentitud en el movimiento) en las personas que padecen la Enfermedad de Parkinson, como hemos comentado, provocado por la deficiencia en la segregación de dopamina; comúnmente también se conoce como ‘bradicinesías en Parkinson’.

Protocolo de caídas en residencias de ancianos.

En el momento en que una persona en una institución o residencia geriátrica sufre una caída es inmediatamente el Equipo de TCAE’s (Técnicos/as en Cuidados Auxiliares de Enfermería) quienes proceden a incorporar a la persona con una grúa o mediante técnicas basadas en la Gerontología y la Geriatría.

Recomendamos: La Formación para cuidadores de personas mayores de la SEGG Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Inscríbete gratuitamente aquí, con la superación del examen conseguirás la acreditación formativa de la SEGG.

Autora:

Sandra Pàmies – Psicóloga y Gerontóloga Social Colaboradora en QIDA / Responsable española del Proyecto Europeo Saber Ser Cuidador. Profesora del CFGM Atención a Personas en Situación de Dependencia / IOC / Generalitat de Catalunya. Docente asociada a Neurama Revista Electrónica de Psicogerontología – versión francesa – del Curso de Manejo de Comportamientos Difíciles en la Enfermedad de Alzheimer.

Contacto: hola@qida.es

Total
0
Shares
¿Buscas un/a cuidador/a?
  • Profesionales cualificados
  • No pagas hasta que no has seleccionado cuidador/a
  • El Colegio de Médicos de Barcelona confía en Qida
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *