medicacion en los ancianos

10 recomendaciones para el manejo de la medicación en los ancianos

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Las personas mayores, en general, toman simultáneamente múltiples medicamentos, incluyendo medicamentos recetados, sin receta, remedios herbales u otros. Esta polifarmacia aumenta la probabilidad de errores en la toma de medicamentos e interacciones. Además, el incumplimiento y la automedicación suelen ser frecuentes en este grupo de población. Te proporcionamos 10 recomendaciones generales para realizar un uso adecuado de la medicación en los ancianos.

1. Registro de medicamentos en los ancianos

Haga un registro de todos los medicamentos que toma, tanto aquellos que son proporcionados por receta como por venta libre (incluye también vitaminas, suplementos, remedios herbales u otros).

Puede usar la hoja de la receta electrónica siempre que esté actualizada.  Sino puede configurar una propia en la que aparezca el nombre del medicamento, para que sirve, forma de administración, la dosis, número de tomas al día, el horario de administración y hasta cuándo debe tomarlo.  Recuerde actualizar este registro cuando se realice cualquier cambio.

Comparta esta lista con sus profesionales de referencia y cuidadores.

2. Revisión de medicamentos

Revise junto con sus profesionales de referencia la lista de medicamentos, suplementos, remedios herbales, etc que está tomando. Pregunté si es necesario que siga tomando todos los medicamentos y de la misma forma.

3. Tome los medicamentos de la forma correcta

Tome los medicamentos de la forma exacta como se lo han indicado sus profesionales de referencia. Haga todas las preguntas que sean necesarias hasta que esté segura/o de qué medicamento tiene que tomar, para qué, cómo, cuándo y por cuánto tiempo.

Si se le ha olvidado tomar una dosis, no doble la dosis para compensar el olvido y no deje de tomar un medicamento sin consultar con sus profesionales de salud.

4. No tome medicamentos o remedios herbales porque se lo aconsejen otros ancianos

En ocasiones, la familia o los amigos nos recomiendan tomar algún medicamento o remedio herbal porque a ellos les ha funcionado. Nunca tome el medicamento recomendado por otra persona y no comparta el suyo con nadie más. Un medicamento y los remedios herbales no son inocuos, estos pueden ser perjudiciales para su salud. El mismo medicamento puede ser adecuado para una persona y, sin embargo, perjudicial para usted. Antes de tomar un medicamento o remedio herbal consulte con su médico/a, enfermera o farmacéutico/a.

5. Almacene los medicamentos de forma correcta

Lea atentamente el prospecto donde se indican las instrucciones de conservación de los medicamentos para garantizar la actividad farmacológica idónea. La gran mayoría de los medicamentos se deben guardar en sitios frescos y secos. Por tanto, no es aconsejable guardar medicamentos en:

  • El baño o la cocina ya que se exponen a variaciones de temperatura de calor y humedad.
  • Lugares donde tengan  acceso los niños y niñas o personas mayores con deterioro cognitivo.
  • Debajo de un foco directo de luz o calor.

Guarde todos sus medicamentos juntos y separados de los medicamentos de otras personas para evitar errores.

6. Verifique la caducidad de los medicamentos

Sobre todo los medicamentos que no usa cada día, verifique la fecha de caducidad antes de usarlos. Es común encontrar medicamentos recetados o de venta libre acumulados en el domicilio y caducados. Si su medicamento está caducado, no lo tome y deshágase del medicamento lo más rápido posible.

Puede depositar en los contenedores de la farmacia identificados con el distintivo SIGRE:

  • Los medicamentos caducados
  • Medicamentos que no tiene que tomar más.
  • Cajas de medicamentos vacíos
  • Blíster de pastillas vacíos
  • Envases de jarabes y colirios vacíos.

7. Medicación en los ancianos: Acuda siempre a la misma farmacia

Compre la medicación siempre en la misma farmacia. Esto facilita que el farmacéutico/a le conozca a usted y sus condiciones de salud, pudiendo realizar un seguimiento de su tratamiento farmacológico lo que favorece la detección de posibles riesgos.

8. Use un sistema de recordatorio y seguimiento de medicamentos  

Con tantos medicamentos, resulta difícil recordar cuándo tomar cada dosis. Puede emplear diferentes estrategias:

  • Registrar en una tabla simple con el nombre y la dosis del medicamento, el día y la hora del día. A medida que toma la medicación, regístrelo.
  • Usar pastillero o dispensador. Usted o el cuidador/a puede organizar la medicación en los ancianos para toda la semana.
  • Sistemas personalizados de dosificación son unos dispositivos tipo blíster donde se distribuye la medicación de acuerdo con la pauta establecida. Estos son organizados por los farmacéuticos/as. Pregunte en su farmacia!
  • Configure alarmas o apps en su teléfono móvil para recordarle la toma de la medicación.

9. Planifique con anterioridad la reposición de los medicamentos

Acuda a la farmacia unos días antes de que se le acabe la medicación para que se la proporcionen. Lleve consigo la tarjeta sanitaria individual y el último plan de medicación. El farmacéutico/a le orientará sobre la fecha de la próxima recogida.

10. Consulte con su enfermera,  médico o farmacéutico

  • Siempre que tenga alguna duda sobre el tratamiento farmacológico.
  • Si tiene dudas sobre cómo almacenar los medicamentos de forma segura. 
  • Si tiene dificultad para administrar el medicamento en la forma recomendada.
  • SI observa la aparición de algún síntoma que no tenía antes de tomar la medicación.

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Necesitas más información de nuestros servicios? Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo